Columna

Entre nodix, nudos y nidos...Se amarra mas el tramafax de las campañas


A casi dos semanas de que las campanas repicaron para dar inicio al aquelarre político, los protagonistas, como en los gremios del mes de octubre, no sueltan sus estandartes pues son el pasaporte que les permitirá comer por tres años con manteca sin más preocupación que levantar la mano, firmar lo que se les pida y procurar que la tinta sea permanente los días de quincena, porque no hay que ver que resistencia de quienes en días normales son alérgicos al sol y en campañas resultan de energía solar recargando pilas para los cincuenta días de la marathon en que resultaron afortunados aún sin saber porqué ni para qué, pero que como buenos alumnos, existe la certeza de que aprenderán muy rapido.


Si de algo se puede estar seguros es de que la coalición se está llevando la delantera ya que el entusiasmo desmedido de la gente que acompaña a la candidata, y que son un ejército, consideran que con porras ofensivas se ganan las votaciones, y nadie para corregir, o a la mejor, esas fueron las indicaciones de sus superiores, y pues por aplicación y disciplina no paran, pues la campaña es de ellos, ya que con tanta gente gritando, los ciudadanos se atemorizan y no salen de sus casas por miedo a ser reprimidos o ignorados, o se sienten cohibido para tratar algo con los candidatos; que, ¿la campaña no es para ganar adeptos o para festejar de antemano con los de casa que se supone que ya están seguros? No lo sé que alguien corrija. La gente ya pregunta y exige respuestas, generando NUDOS en las gargantas de los candidatos al no tener respuestas precisas para responderles a sus coterraneos. La gente ya observa y analiza al hacerse público el interés que hace a un lado a los ciudadanos distinguidos que deben ser los que participen en esta fiesta de la "democracia", por sus conocimientos, su responsabilidad y su amor a su tierra y sus raices, siendo desplazados por sombras anónimas que solo piensan en las selfies y el protagonismo soberbio en las redes sociales como la más grande burla a los ciudadanos que por ello ya harán su reclamo en el momento indicado.


Y LOS NIDOS empezarán a surgir si no se corrigen rumbos; un discurso para el pueblo es la sencillez, la humildad y el respeto, no la agresión, la denostacion y el insulto; una invitación a participar se hace sin lujos ni ostentaciones, que las más de las veces el pueblo no tiene ni para llevarse un pan a la boca; candidatos quieren que se les crea, hablen con la verdad y no se oculten para burlarse de lo más grande que tiene la sociedad y que es el ciudadano.
Tal vez la lucha a dos semanas se muestra tan solo para dos titanes, pero jamás hay que olvidar que no hay enemigo pequeño y que eso biblicamente lo demostró David al derrotar a Goliath. La pelota está en el aire y ojo asesores, esto no termina HASTA QUE TERMINA. ¡QUE EL PUEBLO DECIDA!