Columna

El presidente y su laberinto


Presionado por los tiempos el señor presidente, ha entrado a un laberinto del cual no encuentra la salida y se la pasa chocando con las paredes de este.

Sus proyectos insignia según los politólogos, pero él dice: “Son para pasar a la historia” y de pasadita dejar en evidencia a los neoliberales (alías los fifís), quienes le robaban al pueblo construyendo obras como el aeropuerto de Texcoco por lo que suspendió esta obra, para bajar costos se construye otro aeropuerto aprovechando las instalaciones de un campo aéreo que pertenece al ejército, pero se tuvo que pagar cien mil millones de pesos por la suspensión de dicha obra, posiblemente pensó que solamente era decirle a las constructoras que ya no se continuaría la construcción y adiós, pues no, hubo que pagar, bueno tuvimos que pagar por que es con nuestros impuestos, la pregunta seria ¿si AMLO lo hubiese tenido que pagar con su dinero ?¿ se habría suspendido? que tanto se pudo haber hecho con esos millones ,esto es México ,donde se gobierna de acuerdo al humor de los gobernantes.

Hoy la construcción del nuevo aeropuerto se encuentra retrasada señor presidente el ejército ha demostrado su disciplina al estar participando en esta construcción que se les ordeno hacer, pero ellos no son especialistas en la construcción de aeropuertos internacionales lo que ha traído una serie de inconvenientes que retrasan la obra como el que se tuviese que hacer cinco veces el plan maestro de construcción, según los expertos existen problemas técnicos que hay que solucionar, sé tuvo que comprar más terreno pues no era suficiente, todo esto ha elevado los costos.

La construcción de la refinería de dos Bocas muchos problemas y obviamente retrasada ;el tren Maya ha sufrido cambios en su construcción, Campeche y Mérida ,por ejemplo sus estaciones se construirá fuera de la ciudad, o sea que se tuvo que hacer un nuevo trazo en la ruta, hay ejidos que no están de acuerdo en que pase la línea por sus tierras o que quiere más dinero por permitir el paso ;se han encontrado vestigios arqueológicos que se han tenido que rescatar y otros se han tenido que destruir , pasa por reservas ecológicas en Quintana Roo, todo esto ha retrasado la obra y aumentado los costos.

La economía va en picada, cuando inicio su mandato, en 2018 el crecimiento del producto interno bruto era de 2.5%, con todo y que los corruptos neoliberales se enriquecían, y eso si es cierto, se crearon cuatro millones de empleos formales. En 2019 PIB paso a menos ocho puntos nueve, en un año, ¿Cuánto le falta a la 4T.?

La encuesta Nacional de Ocupación y Empleo¨(ENOE) del INEGI menciona que el empleo se redujo en 544mil, esto son nuevos desempleados.

El retiro de la inversión privada y la fuga de capitales es una de las razones de peso en la medición de la economía, ¿por qué se van? una de las razones es la ¨Reforma eléctrica¨ y las declaraciones del director de CFE.

El presidente esta como don Quijote se pelea con los molinos de viento y al igual que el personaje de la novela no les podrá ganar, mientras tanto muchas fabricas quedan empleo a miles de mexicanos se van del país. “Pero no importa” las remesas de nuestros paisanos en EE. UU aumentan mes con mes, pero ¿qué creen? AMLO se pelea con el presidente de los EE. UU por la migración y por la corrupción de ese país, “candil de la calle y obscuridad de la casa”, porque dice: que en el nuestro ya no hay corrupción, ¿así lo decreto el señor presidente? bueno.

Que con la detención de Emilio Lozoya se detendría a todos los corruptos del sexenio anterior, que bueno que así fuera. Porque resulta que el testigo estrella los está dejando muy mal, con el pretexto de que estaba enfermo y de que es testigo protegido no fue detenido, el con la desfachatez más grande del mundo sigue disfrutando de sus millones mal habidos, gozando de su vida social y resulta que no ha podido aportar las pruebas que dijo tener en su poder, además de acabar con la credibilidad de la Procuraduría General de la República, se llevó entre las patas la del señor presidente ya que en las mañaneras se la pasaba asustando a los neoliberales diciendo: “ahora si se van a la cárcel” ,¡hay! como se estarán riendo, resulta que siempre no.

La agenda de las tres reformas fundamentales de la 4T según serian en 2021 la Reforma eléctrica, ya no se dio; la reforma política para el 2022, ¿se podrá? y la de la Guardia Nacional en 2023, tendremos que esperar para ver qué pasa.

El tiempo corre ¿podrá el presidente salir de su laberinto? o terminará el sexenio sin poder encontrar la salida.